Coches híbridos y eléctricos: principales ventajas e inconvenientes

Híbridos, híbridos enchufables y eléctricos promueven la movilidad sostenible. Están propulsados por energías alternativas que están cambiado completamente el sector de la automoción. A partir de 2040 el Gobierno no permitirá la matriculación y la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono

Coches híbridos

Los vehículos híbridos, se caracterizan por tener una doble motorización. Por un lado, combinan un motor eléctrico, mientras que por otro utilizan un motor de combustión interna Los híbridos enchufables  disponen de un sistema externo de recarga y están preparados para que se puedan cargar conectándolos a un enchufe. Además, poseen una autonomía más elevada que los híbridos normales. Permiten disponer de un coche con el que poder viajar sin las limitaciones de autonomía  que presenta un eléctrico. Además, una vez agotada la carga eléctrica de la batería, pueden seguir circulando gracias a su motor de gasolina o diésel. Los híbridos eléctricos, también llamados HEV (Hybrid Electric Vehicle) se autorecargan. El motor eléctrico es el encargado de cargar la batería ayudándose de la energía que se genera y del motor de combustión. Por tanto, estos híbridos, no se enchufan a la corriente. En cuanto al precio de compra, por norma general, los híbridos enchufables suelen ser más caros que los híbridos normales. Tanto los híbridos como los eléctricos tienen una serie de ventajas y beneficios frente a los de combustión: accesibilidad gratuita en grandes ciudades, descuentos en el impuesto de circulación y ayudas para favorecer la compra de este tipo de coches.

Coches eléctricos

Los coches eléctricos utilizan uno o varios motores eléctricos, de tal forma que la energía almacenada en baterías recargables se transforma en energía cinética. Convierten en movimiento prácticamente toda la energía que produce el motor, por tanto, las emisiones que producen no son contaminantes. La mayor desventaja de este tipo de vehículos es su autonomía. Aunque poco a poco, están evolucionando para conseguir aumentarla. Los sistemas de recarga de los que van dotados aprovechan los sistemas de frenada y retención para producir electricidad. En la actualidad, ya existen coches eléctricos en el mercado con una alta autonomía como, por ejemplo, el nuevo Audi e-tron que puede cubrir más de 400 kilómetros con una sola carga. Esos sí, el elevado precio de este tipo de coches hacen que todavía sean pocos los vehículos alimentados con electricidad que ocupen las calzadas.

(Fuente: 20 minutos)

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter message.