Hace unos días recibí un email de mi amigo y Gerente de la Cámara de Comercio de Granada, Joaquín Rubio, en el que me pedía que le trasladara que pensaba yo que necesitaba nuestra ciudad para crecer desde el punto de vista del tejido empresarial y relacionado con el sector que representa mi empresa en Granada.

Me pareció una gran idea, porque pienso que es nuestro deber “aportar” para que Granada sea la gran ciudad que nos merecemos que sea y porque nuestras propuestas tienen que tener un fundamento comprometido con la responsabilidad que tenemos todos.

 

 

LA SITUACIÓN ACTUAL

La industria de la automoción se encuentra ahora mismo en un proceso muy complejo. Las marcas están “coqueteando” con otro tipo de tecnologías para perseguir el objetivo de “Emisiones 0” que ya han tenido que firmar como compromiso para los próximos 20 años.
Queda mucho todavía. Mientras tanto, hay que seguir distribuyendo coches de energía térmica e ir introduciendo poco a poco las demás tecnologías. España, es el segundo exportador y productor de coches de Europa, tiene su peso en esta industria y en este momento hay una lluvia de información, que yo la llamaría “la tormenta” que está dificultando y frenando la venta actual de los coches de combustión de la actualidad.
La política no ayuda mucho, porque en un impulso incontrolable de ganar votos en plena campaña electoral, salen noticias que han hecho un daño irreversible en nuestro sector. El Diésel que vendemos hoy en día emite muchísimas menos emisiones de CO2 que cualquier gasolina, pero se ha creado un clima de desconfianza al Diésel que nuestras fabricas que estaban adaptadas a un volumen de fabricación en del Diésel, apenas han tenido tiempo de reaccionar en la reestructuración de su producción para invertir la balanza para producir en más volumen los motores gasolina. Si a eso le sumamos la entrada en vigor del nuevo sistema de medición WLTP que ahora empieza la segunda fase, nos encontramos en un periodo de incertidumbre que viene reflejándose en la caída de las ventas desde que empezó este 2019.
Una caída del 12% a nivel nacional, del 15% en la Comunidad Autónoma de Andalucía y del 20% de la provincia de Granada. Datos que asustan, porque si el mercado cae, aun cae más en Granada.
Y ahí es donde tenemos que reaccionar cuanto antes. Debemos ser partícipes de un cambio que, aunque nos pese, es inminente.
El éxito de los fabricantes está muy condicionado por la capacidad de crear un nuevo ecosistema de movilidad. La gente cada vez tiene menos sentido de la propiedad y las marcas están ofreciendo productos financieros que reflejan como base el pago por uso, como el renting y otros productos flexibles que animan a la renovación en no más de cinco años. Están apareciendo nuevas empresas de Car Sharing y en algunas ciudades se está impulsando con más fuerza.

Y en esta última frase me detengo porque da la impresión de que las únicas ciudades que se están reinventando son Madrid y Barcelona. Es entendible que el peso de estas dos ciudades en todos sus ámbitos, hagan que cualquier proyecto vaya muy por delante del resto de provincias porque son el motor de nuestro país, pero considero que hay un trabajo y gran camino por recorrer en el resto de provincias si trabajamos con antelación y posicionándonos como referencia.

¿De qué dependerá que haya en nuestra ciudad una apuesta clara por las nuevas tecnologías?

-La política y regulación.

Si la regulación de la ciudad hace que apostemos por este tipo nuevas tecnologías como el coche eléctrico, hibrido, GNC o GLP, claramente habrá un impulso en la compra de estos coches. No puede ser que solo haya un suministro en Granada de GNC que lleva como año y medio para que le den los permisos. Otra percepción que tengo, es que Los organismos públicos deberían tener como vehículo principal un coche eléctrico. Hay que predicar con el ejemplo y en las empresas privadas, sobre todo, los empresarios deben cuidar de ese aspecto para dar esa imagen de ayudar a mejorar la contaminación de la ciudad.

Los recursos disponibles para desarrollarlas.

La ciudad debe tener recursos para que se lleve a cabo el proyecto de mejora. Ya no digo en dinero, me refiero a que las viviendas de nueva construcción deberían llevar una preinstalación de cargadores para poder obtener la licencia como requisito indispensable. Las marcas de coches como Volkswagen están dando ayudas para la compra de los cargadores, una ayuda que hay que aprovechar cuanto antes.

 

 

-Negociar con las principales compañías que suministran la energía en nuestro país.

La semana pasada me ofrecían instalarnos gratuitamente en dos plazas de aparcamiento del concesionario, dos cargadores con pago de tarjeta. Ahora sí que parece que hay un interés real de tener presencia como compañías suministradoras de energía.

-De la cultura de impulsar este cambio por parte de los ciudadanos.

Aun no existe esa cultura. Se aprecia claramente cuando viajas a otros países que estamos muy lejos de ser realmente limpios. Tenemos una asignatura pendiente en educar a los ciudadanos y sobre todo a los niños en esta cultura de una forma más insistente desde las escuelas.

-Disminuir el parque antiguo automovilístico.

No podemos permitir que se circule por nuestra ciudad vehículos con un alto nivel de contaminación que destruyen todo lo que están aportando los nuevos coches fabricados que si cumplen con las normas de emisiones. Debería haber más subvenciones que animarán a plantearse la posibilidad de acogerse a planes que motiven la compra del coche eléctrico como es el Plan Moves. Es un dinero prestado porque todos sabemos que ese dinero hay que devolverlo en la renta como una retribución en especie, pero anima y reactiva la compra de coches. Los que tenemos influencia directa o indirectamente tenemos el deber y el compromiso de informar, animar e impulsar para disminuir la contaminación de nuestras ciudades.

Y en esa idea estamos trabajando en Nucesa Volkswagen. Vamos a realizar talleres de formación a todos los particulares y empresas que necesiten saber más acerca de la movilidad eléctrica. La Escuela E de Nucesa Volkswagen se centrará en conceptos útiles que nos harán adentrarnos más fácilmente en esta nueva tecnología del coche eléctrico. Y lo hacemos de la mano de nuestro Asesor Comercial especialista en la gama “E” Fermin Robles y nuestro Product Expert Volkswagen, Ignacio Jiménez.

Los principales puntos a tratar serán:

1- Partes y novedades del vehículo.
2- Explicación del vehículo eléctrico y la eMobility.
3- Modos de conducción y recuperación de la batería en movimiento.
4- Gestión completa de la carga de un vehículo (instalación, costes, usos, garantías, etc.)

 

 

En breve iremos informando más sobre este ilusionante nuevo proyecto del Equipo Volkswagen de Nucesa.

Francisco Javier Cervilla Pérez.

Director comercial Volkswagen Nucesa.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter message.